“Dorian Gray y El Salvaje Arte De Amar”‏

“Cuando uno está enamorado, siempre comienza engañándose a sí mismo y termina engañando a otros. Eso es lo que el mundo llama amor”.

“Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor se va por la ventana”.

El retrato de Dorian Gray (original en inglés: The Picture of Dorian Gray) es una novela escrita por el autor irlandés Oscar Wilde, publicada en el Lippincott’s Monthly Magazine el 20 de junio de 1890.

Belleza salvaje

“Detrás de toda hermosura hay algo trágico”.

“La belleza es, de las formas del genio, la más elevada, porque no tiene necesidad de ser explicada, es uno de los hechos absolutos del mundo”

El retrato de Dorian Gray es considerada una de las últimas obras clásicas de la novela de terror gótica con una fuerte temática faustiana, además muestra un pintor con afecto íntimo y directo con el personaje principal.

Mujeres salvajes

“Las mujeres dan a los hombres el oro mismo de su existencia”.

“Las mujeres nos aman por nuestros defectos. Si tenemos suficientes, nos perdonan todo, incluso nuestro intelecto”.

“Las mujeres que nos odian son mucho más interesantes”.

“Las mujeres se defienden atacando”.

El libro causó controversia cuando fue publicado por primera vez; sin embargo, es considerado en la actualidad como «uno de los clásicos modernos de la literatura occidental.

“¿Conciencia es la forma educada de decir cobardía?”.

Anuncios

“En Un Tunel Oscuro y Solitario”‏

“A veces creo que nada tiene sentido. En un planeta minúsculo, que corre hacia la nada desde millones de años, nacemos en medio de dolores, crecemos, luchamos, nos enfermamos, sufrimos, hacemos sufrir, gritamos, morimos, mueren y otros están naciendo para volver a empezar la comedia inútil.” El Tunel – Ernesto Sabato

Ernesto Sabato (Rojas, 24 de junio de 1911-Santos Lugares, 30 de abril de 2011) fue un escritor, ensayista, físico y pintor argentino. Su obra narrativa consiste en tres novelas: El túnel, Abaddón el exterminador y Sobre héroes y tumbas, considerada una de las mejores novelas argentinas del siglo XX. Además, ha escrito ensayos sobre la condición humana: Uno y el Universo, Hombres y engranajes, El escritor y sus fantasmas, Apologías y rechazos, entre otros.

“A pesar de todo, el hombre tiene tanto apego a lo que existe, que prefiere finalmente soportar su imperfección y el dolor que causa su fealdad, antes que aniquilar la fantasmagoría con un acto de propia voluntad.” El Tunel – Ernesto Sabato

El túnel, presenta en el personaje de María Iribarne la comprensión de la totalidad y el absoluto, a la vez que las zonas ocultas de misterio.

“…por un instante su mirada se ablandó y pareció ofrecerme un puente; pero sentí que era un puente transitorio y frágil colgado sobre un abismo.” El Tunel – Ernesto Sabato

El túnel nos entrega los elementos básicos de su visión metafísica del existencialismo.

Es una obra en la que abunda el pesimismo en cada diálogo o pensamiento de los personajes. Tras su publicación en 1948, Sabato logró el reconocimiento internacional al recibir elogios de personalidades del mundo como Thomas Mann y Albert Camus.

“Generalmente, esa sensación de estar solo en el mundo aparece mezclada con un orgulloso sentimiento de superioridad: desprecio a los hombres, los veo sucios, feos, incapaces, ávidos, groseros, mezquinos; mi soledad no me asusta, es casi olímpica.” El Tunel – Ernesto Sabato

“…toda la historia de los pasadizos era una ridícula invención o creencia mía y que en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida. Y en uno de esos trozos transparentes del muro de piedra yo había visto a esta muchacha y había creído ingenuamente que venía por otro túnel paralelo al mío, cuando en realidad pertenecía al ancho mundo, al mundo sin límites de los que no viven en túneles; y quizá se había acercado por curiosidad a una de mis extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad, o le había intrigado el lenguaje mudo, la clave de mi cuadro. Y entonces, mientras yo avanzaba siempre por mi pasadizo, ella vivía afuera su vida normal, la vida agitada que llevan esas gentes que viven afuera, esa vida curiosa y absurda donde en que hay bailes y fiestas y alegría y frivolidad.” El Tunel – Ernesto Sabato

“En todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en el que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida” El Tunel – Ernesto Sabato

Charles Baudelaire, ¿Un Poeta Maldito?

“Hay que estar siempre ebrio. Nada más: esa es toda la cuestión. Para no sentir el peso horrible del tiempo, que os quiebra la espalda y os inclina hacia el suelo, tenéis que embriagaros sin parar.  ¿De que? De vino, de poesía, de virtud o como queráis, pero embriagaos. ¿Para que? Para no ser esclavos martirizados del tiempo”. CB

Pequeños poemas en prosa (El Spleen de Paris) – Charles Pierre Baudelaire (1862)

La Virtud

“Es artificial, sobrenatural, puesto que han sido  necesarios en todas las épocas y en todas las naciones dioses y profetas para enseñarla a la humanidad animalizada, y puesto que el hombre, solo, hubiera sido impotente para descubrirla.  El mal se hace sin esfuerzo, naturalmente, por fatalidad; el bien es siempre producto de un arte. Todo cuando digo de la naturaleza como mala consejera en materia de moral, y de la razón como verdadera redentora y reformadora, puede transportarse al orden de lo bello. Me veo obligado así a considerar el adorno como una de las señale de la primitiva nobleza del alma humana”.  CB

El Comercio

“Es el préstamo-pago, con el sobreentendido: devuélvame más de lo que te doy. El espíritu de cualquier comerciante esta completamente viciado. El comercio es natural, es decir infame. El menos infame de los comerciantes es el que dice: seamos virtuosos para ganar mucho más dinero que los tontos que son viciosos. Para el comerciante, la honestidad misma es una especulación lucrativa. El comercio es satánico, porque es una de las formas de egoísmo, más baja y servil”. CB

Las Viudas

“Dice Vauvenargues que en los jardines públicos, hay avenidas frecuentadas principalmente por la ambición decepcionada, por los inventores desafortunados, por las glorias abortadas, por los corazones rotos, por todas esas almas tumultuosas y cerradas, en las que truenan aun los últimos suspiros de una tormenta, y que se alejan de la mirada insolente de los felices, y de los ociosos. En estos retiros umbríos se dan cita los lisiados de la vida”. CB

“Una mirada experta no se equivoca nunca en este aspecto, En esas facciones tensas o abatidas, en esos ojos hundidos, apagados o brillantes por los últimos destellos de la pelea, en esas arrugas profundas y numerosas, en esos andares tan lentos o tan bruscos, descifra al punto las incontables leyendas del amor engañado, de la abnegación ignorada, de los esfuerzos no recompensados, del hambre y del frío soportados en silencio”. CB

Charles Pierre Baudelaire (9 de abril de 1821 – 31 de agosto de 1867) fue un poeta, crítico de arte y traductor francés. Fue llamado poeta maldito, debido a su vida de bohemia y excesos, y a la visión del mal que impregna su obra. Barbey d’Aurevilly, periodista y escritor francés, dijo de él que fue el Dante de una época decadente. Fue el poeta de mayor impacto en el simbolismo francés. Las influencias más importantes sobre él fueron Théophile Gautier, Joseph de Maistre (de quien dijo que le había enseñado a pensar) y, en particular, Edgar Allan Poe, a quien tradujo extensamente.

 

La Biblioteca de Noche

“Los libros que leen definen a sus lectores” Alberto Manguel

“Este talante errabundo siempre lo he tenido (aunque no con el mismo éxito), y como un perro de caza que va de un lugar a otro ladrando a todos los pájaros que ve y abandonando su presa, yo he seguido todo excepto lo que debía, y puedo lamentarme justificada y verdaderamente (porque el que esta en todas partes no esta en ninguna)…de haber leído muchos libros, pero con poca utilidad por carecer de método; he tropezado confusamente con diversos autores en nuestras bibliotecas con poco aprovechamiento, por falta de arte, orden, memoria o juicio”. Robert Burton, Anatomía de la melancolía

Aquellos que con ferviente celo (aunque poca prudencia) quemaron y destruyeron en un principio todos los antiguos documentos pictográficos de los indios se equivocaron. Nos privaron de una luz que nos guiara, hasta el punto que los indios rinden culto a sus ídolos en nuestra presencia y nosotros no sabemos nada acerca de lo que significan sus danzas, sus mercados, sus baños, las canciones que cantan (cuando lamentan la desaparición de sus antiguos dioses y señores) o sus comidas y banquetes: nada significan estas cosas para nosotros”. Diego Duran, Historia de las Indias de Nueva España y islas de la Tierra Firme, I

“Las Bibliotecas que han desaparecido o que nunca se ha permitido que existieran sobrepasan con mucho en número a aquellas que podemos visitar, y forman los eslabones de una cadena circular que nos acusa y nos condena a todos”.  Alberto Manguel

La Biblioteca de Noche – Alberto Manguel (2006)

Alberto Manguel (Buenos Aires, 1948) es un escritor, traductor y editor argentinocanadiense.

La Hierba Roja

“El viento, tibio y adormecido, empujaba una brazada de hojas contra la ventana”

-Oigan – dijo Wolf-, jamás he abordado a una desconocida, estuviera ella bien dispuesta o no, porque opino que tiene tanto derecho como yo a elegir, por una parte, y por otra porque siempre me ha horrorizado la idea de hacer la corte a una persona según el procedimiento típico, que consiste en hablarle del claro de la luna, del misterio de su mirada y de la profundidad de su sonrisa.

Que quieren que les diga, yo, en estos casos, pensaba en sus pechos, en su piel…o me preguntaba si, desnuda resultaría ser una rubia autentica. En cuanto a ser galante…si se admite igualdad entre la mujer y el hombre, basta con ser cortes, y no hay ninguna razón para tratar a una mujer con más cortesía que a un hombre. No, no son sinceras.

-¿Cómo podrían serlo, en una sociedad que las menosprecia?

-Es usted un insensato-le recrimino Aglae-.  Pretende usted tratarlas  como habría que tratarlas si no estuvieran condicionadas por siglos de esclavitud.

-Puede ser que sean iguales a los hombres- dijo Wolf- y eso pensaba yo cuando deseaba que eligieran como yo elegía, pero por desgracia, están acostumbradas a otros métodos. No saldrán jamás de esa esclavitud si no empiezan por comportarse de otro modo.

Me case porque mi cuerpo me pedía una mujer; porque mi aversión a mentir y a hacer la corte me obligaba a casarme a una edad en la que aun pudiera atraer físicamente; porque conocía una mujer a la que creí amar, una mujer de educación, opiniones y características adecuadas. Me case con un desconocimiento casi absoluto de las mujeres. ¿Y cual fue el resultado? La falta de pasión, la exasperante lentitud de la iniciación de una mujer demasiado virgen, el hastió por mi parte… cuando ella empezó a interesarse, yo ya estaba demasiado cansado para hacerla feliz; demasiado cansado de esperar, sin ninguna lógica, emociones violentas. Era hermosa, ella. Y yo la quería, le deseaba toda clase de bienes. Pero eso no basta. Y no pienso decir nada más.

La Hierba Roja – Boris Vian (1962)

Boris Vian (Ville-d’Avray (Hauts-de-Seine), 10 de marzo de 1920 – París, 23 de junio de 1959) fue un polímata: novelista, dramaturgo, poeta, músico de jazz, ingeniero, periodista y traductor de nacionalidad francesa. Utilizó numerosos heterónimos, como Vernon Sullivan, Boriso Viana, o los anagramas Baron Visi, Brisavion, Navis Orbi o Bison Ravi, entre otros. Escribió teatro, letra y música de canciones, cuentos y novelas. Tanto sus diez novelas como sus actuaciones de jazz fueron muy admiradas.

Rene Magritte – El hijo del hombre (1964) – Surrealismo

“Odio mi pasado y el de los demás. Odio la resignación, la paciencia, el heroísmo profesional y cualquier sensiblería forzosa. Tambien odio las artes decorativas, el folclore, la publicidad, la voz de los locutores, el aerodinamismo, los boy scouts, el olor a naftalina, la actualidad y a los borrachos” Rene Magritte

Las Partículas Elementales

“Este libro esta dedicado al hombre.”

Hoy vivimos en un reino completamente nuevo, Y la mezcla de circunstancias envuelve nuestros cuerpos, Baña nuestros cuerpos, En un halo de júbilo. Lo que los hombres de antaño presintieron a veces a través de la música, Nosotros lo llevamos a la práctica cada día. Lo que para ellos pertenecía  al campo de lo inaccesible y de lo absoluto, Nosotros lo consideramos algo sencillo y conocido. Sin embargo, no despreciamos  a esos hombres; Sabemos lo que debemos a sus sueños, Sabemos que no seriamos nada sin la mezcla de dolor y alegría que fue su historia, Sabemos que llevaban nuestra imagen dentro cuando atravesaban el odio y el miedo, cuando chocaban en la oscuridad, Cuando escribían poco a poco su historia.

Los hombres que envejecen solos son mucho menos dignos de compasión que las mujeres en la misma situación. Ellos beben  vino malo, se quedan dormidos, les apesta el aliento; se despiertan  y empiezan otra vez ; y se mueren bastante deprisa.

Las mujeres toman calmantes, hacen yoga, van a ver a un psicólogo; viven muchos años y sufren mucho. Tienen  el cuerpo débil y estropeado; lo saben y sufren por ello. Pero siguen adelante, porque no renuncian a ser amadas. Son victimas de esta ilusión hasta el final.

Esa especie dolorosa y mezquina, apenas diferente al mono, que sin embargo tenia tantas aspiraciones nobles. Esa especie torturada, contradictoria, individualista y belicosa. De un egoísmo ilimitado, capaz a veces de explosiones de violencia inauditas, pero que sin embargo no dejo  nunca de creer en el amor.

Esa especie que, por primera vez en la historia del mundo, supo enfrentarse a la posibilidad de su propia superación ; y que unos años mas tarde supo llevarla a la practica. Ahora que sus últimos representantes están a punto de desaparecer , nos parece legitimo rendirle este ultimo homenaje  a la humanidad; un homenaje que también terminara por borrarse y perderse en las arenas del tiempo ; sin embargo es necesario que este homenaje  tenga lugar, al menos una vez. Este libro esta dedicado al hombre.  

    

Las Particulas Elementales – Michel Houellebecq (Paris,1998)


El matrimonio Arnolfini (1934) – Jan Van Eyck – Renacimiento Nordico

¿Artista, maestro o maestro estafador? Los teoricos modernos afirman que el realismo de  Jan Van Eyck (1390 – 1441) se debe exclusivamente a los espejos: colocando de manera estrategica un espejo convexo, podia facilmente copiar las formas que se proyectaban sobre la pared.

El Buda de los Suburbios

“Mi nombre es Karim Amir y soy ingles de los pies a la cabeza, casi”

“La batería ocupaba el centro de la habitación y vi cuatro guitarras –dos acústicas y dos Stratocaster- alineadas contra la pared. Había grandes cojines esparcidos por todas partes, montones de discos y los cuatro Beatles de la época de –Sgt.Peppers- reinaban en las paredes como dioses”

“-¿Has oído algo bueno últimamente?- me pregunto, mientras encendía una vela.

-Si.

Después de la tranquilidad y del silencio del salón, mi tono de voz se me antojo absurdamente alto.

-El nuevo disco de los Stones. Hoy lo he puesto en clase de música y casi se vuelven locos. Se han quitado todo, la chaqueta y la corbata y se han puesto a baila. ¡Hasta yo me he puesto de pie encima del pupitre! Parecía un extraño ritual pagano. Tendrías que haberlo visto, tío”     

“Me encontraba rodeado de gente a la que quería y me sentía feliz y desdichado al mismo tiempo. Pensé en lo complicado que había sido todo, pero tampoco tenia por que ser siempre así”.

El Buda de los Suburbios – Hanif Kureshi – 1990